Spontaneous. Una Estupenda Comedia de Amor, Ansiedades y Explosiones.

Un día estás en clases. El profesor habla de ecuaciones y cosas que en general no te interesan demasiado. Estás en tu último año y sabes que las cosas pronto van a cambiar. Irás a la universidad, dejarás tu hogar familiar y … tu lápiz cae al piso. Preferirías estar durmiendo que en esta sala recogiendo tu lápiz. Te esfuerzas y te agachas justo en el momento en que sucede. La explosión no es demasiado ruidosa pero la sangre salpica con fuerza a todos los de la sala. Primero es la sorpresa por lo ocurrido y luego llega el miedo, un miedo que más tarde te darás cuenta, recién comienza. A pesar de que trozos del cuerpo de tu compañera están repartidos por toda la sala, con sangre goteando desde el techo como si fuera una ducha en honor a Carrie, ni tú ni nadie atinan a hacer o decir algo. No todos los días asistes a la explosión espontánea de un ser humano, menos de un compañero de clases.

Así comienza Spontaneous, una deliciosa, divertida y más profunda de lo que se podría pensar, comedia acerca del amor, la vida y la ansiedad del día a día, esa ansiedad que provoca saber que la vida puede cambiar en cualquier segundo. Sorprende saber que esta es la primera película dirigida por Brian Duffield, guionista de The Babysitter y Underwater; no era fácil la tarea de llevar a buen puerto esta fusión de comedia, drama y gore, visto desde los ojos de la Generación Z, pero en las manos de Duffield florece una historia cálida, dolorosa y con algo de esperanza.

La explosión resulta ser sólo la primera de muchas. No hay explicaciones racionales y se descarta de inmediato que se traten de actos terroristas. Las explosiones son sumamente controladas, como lo demuestran las ropas que – bañadas en sangre – no están rotas ni quemadas. Un patrón común es que parece afectar a los de último año. El gobierno interviene pero – como ha quedado demostrado una y otra vez en la vida real – no tiene la más mínima idea de cómo proceder. En medio de este caos, Mara Carlyle (Katherine Langford Knives Out) conoce a Dylan (Charlie PlummerLean on Pete) y el amor nace. Y también el terror por la incertidumbre del futuro y la absoluta claridad de que el tiempo que tenemos es un misterio.

¿Por qué ocurren las explosiones? Las respuestas nunca son claras, como tampoco lo son los tratamientos y medicamentos a los que los chicos son sometidos. Quizás sea la respuesta a un mundo que exige y exprime a sus habitantes o la ansiedad en una Norteamérica de Trump o los tiroteos en los colegios o a la actual situación por la pandemia. Siempre podemos encontrar un miedo propio y personal con el que podamos dar sentido al misterio.

Basada en la novela homónima de Aaron Sarmer publicada el año 2016, las coincidencias con el mapa político y pandémico que se viven hoy en día bien pueden ser fortuitas, pero se muestran más vigentes y apremiantes que nunca. La inseguridad del día a día, las imprecisiones en la información, las dudas de lo que nos depara el futuro, visto desde los ojos de una generación que recién inicia su recorrido en un mundo que bien puede explotar en cualquier minuto por motivos que nunca se comprenderían. Porque nada tiene mucha lógica y nada en la vida gira en torno a si te lo mereces o no. Las cosas simplemente suceden y las más impensables situaciones están a la vuelta de la esquina. También el amor, si eres suficientemente valiente como para seguirlo y con todo el peligro que eso trae.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s