Greyhound. Suspenso y Aventura a Granel.

Corre el año 1942, cuando recién comienza la participación de Estados Unidos en la segunda guerra mundial. Tom Hanks es el comandante de un convoy aliado que debe cruzar el atlántico en su ruta a Europa. En esta inmensidad por sortear, existe una ventana de 56 horas en que los barcos no cuentan con apoyo aéreo, siendo presa fácil para los ataques enemigos. Lo que viene son 90 minutos de pesadilla, en los que el Capitán Krausse (Hanks) lucha desesperado en un juego del gato y el ratón con una flota de submarinos Nazi que van a la caza de la flota.

Greyhound es una película de acción sin parar, que bien recuerda a cintas como Apocalypto o Máxima Velocidad, en su afán de lanzarnos de lleno a la acción, en una montaña rusa que nunca se detiene. Basada en la novela The Good Shepherd de C.S. Forester, fue adaptada a la pantalla por el mismo Hanks y dirigida por Aaron Schneider (Get Low). El resultado jamás aburre y mantiene la tensión en alto, sin importar que a ratos denote un alma de cinta independiente y de no mucho presupuesto. Los efectos son funcionales y acertados, a pesar de que claramente todo está hecho por computación, pero son tantas las cosas que están pasando, tantas las órdenes dichas y repetidas, tantos los flancos de batalla, que toda nuestra atención termina secuestrada por la historia.

Greyhound es una cinta que es mucho más historia que personaje y mucho más aventura que desarrollo dramático. Y esto no dicho como una crítica, sino como una constatación de la realidad. La misma película sabe bien lo que es y no trata de vendernos momentos de grandes discursos, miradas a la bandera a lo Michael Bay o ninguna burrada de ese tipo. En cambio entrega una película que es prima hermana a todas las cintas de submarinos que hemos visto (El Barco, La Caza al Octubre Rojo, Marea Roja, etc) pero filmada en un barco que nunca se ha sentido tan claustrofóbico y peligroso, logrando una opresión en medio de esa inmensidad, difícil de alcanzar. Podemos decir que esta es la contrapartida de lo que vemos en las mencionadas cintas y este es el barco que siempre nos trata de destruir con sus cargas submarinas cuando somos nosotros quienes viajamos en el submarino.

Dentro de la filmografía de Tom Hanks, Greyhound bien puede ser una película menor, pero no por eso deja de ser un entretenido espectáculo de principio a fin, que quizás en ese mundo que solía conocer antes de la pandemia, se hubiera estrenado en cine para un éxito moderado, pero que hoy ve la luz en Apple tv+.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s