Las Cosas Que Perdimos En El Fuego de Mariana Enriquez. Estupendos Relatos.

Son doce los relatos que comprende Las Cosas Que Perdimos en el Fuego de la argentina Mariana Enríquez. Relatos del día a día, de gente común que lleva su vida de manera normal hasta que la vida se las arregla para que todo cambie.

Con excepción de uno, todas las historias las protagonizan mujeres. Algunas solas, algunas acompañadas y muchas mal acompañadas, en una Argentina que, aunque característica, bien puede quedar en cualquier parte del mundo. Después de todo, los mismos terrores son los que pueblan las pesadillas de todos los habitantes del planeta. Locura, soledad y pasado se van entremezclando en estos cuentos de lenguaje preciso y cargados de una malsana (no es una queja) vibración que parece explotar cada tantas páginas. Esas explosiones son los momentos en que Enríquez nos conduce a esos lugares oscuros, habitados por seres cotidianos y aterradores.

Por estos cuentos transitan personajes como un niño de la calle que una mujer cree que ha sido degollado (El Chico Sucio), espectros de asesinos ya muertos (Pablito clavó un clavito), una niña que se auto mutila de las formas más horrorosas (Fin de curso) y un lago de aguas negras y contaminadas que guarda más que polución (Bajo el Agua Negra). Por sus páginas transitan parejas que se quiebran – se abandonan – se odian, personas que desaparecen y una amistad escindida cuando uno de ellos decide encerrarse en su pieza y nunca más salir.

La prosa de Enríquez es carente de grasa y transmite mucho con lo exacto.

A lo mejor él le decía a su madre que éramos felices. A lo mejor, ella simplemente decidió creerlo. A lo mejor él decidió que su tristeza iba a estar a mi lado para siempre, hasta que él quisiera, porque la gente triste no tiene piedad.

Verde Rojo Anaranjado

Sus cuentos nos incomodan pero también nos invitan a reflexionar, como en uno de los mejores y que da el título a esta colección, Las Cosas Que Perdimos En El Fuego, donde lo que parece un caso aislado de violencia contra la mujer, se va multiplicando y convirtiendo en un grito de protesta. Una historia que nos deja pensando mucho tiempo después de haber terminado y releído algunas partes de este genial libro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s