Atlantics. Una historia de amor, injusticias y fantasmas en Dakar.

Al fin me pongo al día con Atlantics, una poderosa película dirigida por la directora francesa-senegalesa Mati Diop, una mezcla de géneros donde el romance y el misterio se toman de la mano de una manera inteligente e inesperada.

En la costa de Dakar, una inmensa torre se alza imponente y ufana, que desde su grandeza contempla la miseria de los de más abajo. (¿O estoy leyendo más de la cuenta?) Los trabajadores del lugar están hartos. Meses sin sueldos los llevan a protestar, pero las protestas llegan a oídos sordos y desinteresados. Entre los frustrados trabajadores está Souleiman, joven que sabe que parte de su rol es el de generar sustento. Enamorado y correspondido en el amor por la bella Ada, saben que su amor es imposible; la familia de Ada ya ha arreglado su matrimonio con el hijo de una familia de riqueza. El día de la boda, Souleiman se embarca en secreto en un barco que tratará de llegar a la costa de España para, una vez ahí, quizás encontrar una nueva oportunidad. Por el lado de Ada, la fiesta de boda termina de manera abrupta, luego de que extraños incendios comiencen a ocurrir en la casa de los novios.

Historias de fantasmas hay muchas, pero muy pocas como Atlantics. Acá los fantasmas vuelven en busca de retribución y revancha de una manera especial. No debe ser fácil partir tranquilo cuando tienes tantas injusticias que te han demolido toda la vida y que no olvidas. Los fantasmas, quienes buscan venganza en el dueño de la constructora, también tienen asuntos pendientes con Ada.

Atlantics tiene una trama alambicada. Ni siquiera he mencionado la investigación sobre Ada por parte de un obstinado y enfermizo teniente de la policía. Un tipo algo violento que cae enfermo en extrañas circunstancias y que encierra sus propios misterios.

Mati Diop descansa su narración con destreza y simpleza técnica, todo pensado para que el horror de una realidad que vive en una inequidad impactante y descontrolada en su patriarcado demoniaco (ese examen en el hospital ¡por favor!), se pasee frente a nuestros ojos y nos golpee con ganas. Se nota el ojo documentalista de Diop y sabe sacarle provecho, utilizando una cámara que logra captar desde sus primeras imágenes una onda de ciudad y juventud, en un poblado al borde de ese mar que parece tan atractivo, pero que encierra peligros y muerte.

Atlantics es una historia difícil, injusta y a ratos enrabiante, pero Diop carga su historia de amor con delicada poesía visual y fantasmas únicos y humanos. Una gran película en Netflix.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s